sábado, 13 de diciembre de 2014

Always Lisboa!

Lisboa....siempre viva, cambiante, innovadora, respetuosa. Pasear por la Baixa, Alfama, el Chiado y Bairro Alto es una sensación entre nueva y conocida. Nuevas tiendas, restaurantes recuperados; viejos anticuarios y librerías. Esta vez, como siempre, volvemos al Café A Brasileira, en rua Garrett, y seguimos todo recto, por Rua do Loreto, llena de tiendas y cafés: un restaurante de pescado fabuloso y otro típico de frango!

Pero esta noche toca Bairro Alto, así que subimos por la Rua da Misericordia hasta el Miradouro y giramos a la izquierda hasta el Pavillao Chines. De ahí, parte Rua da Rosa, típica callecita del Alto llena de bares y restaurantes. Nuestros amigos nos llevan al restaurante Rosa da Rua, cozinha portuguese y en formato self-service! Bacalhau com natas, pasteis de camarao, queijos, feijoada, un bom vino y muy buena compañía!


Depois, bajamos a Cais do Sodré, a una zona marítima recuperada llena de bares y en el que entramos en el local más actual y fashion de la zona, la Pensao Amor, un antiguo prostíbulo convertido en un bar lleno de habitaciones y salas decoradas de lo más "erótico". Lleno de gente de todas las edades, el edificio tiene diferentes zonas de bar y hasta una señora que lee las cartas en una de las mini habitaciones. Todos los espacios hacen mención a la actividad anterior e incluso hay una tienda de objetos eróticos.


Por último, la noche anterior estuvimos en casa de otros amigos de Coimbra que viven en Lisboa, en la zona de Campo de Ourique y, después de una cenita de Bacalhau al horno estupenda, nos llevaron a ver el renovado Mercado de Ourique. Sigue el concepto de mercados antiguos reconvertidos también en zona de bares pero, a diferencia de los de Madrid o Barcelona, éste conserva las tiendas de verduras, carne, pescado....Es auténtico! Elettrico 28!!


sábado, 23 de agosto de 2014

Matsutake festival

Son muchas las motivaciones que un viajero puede tener para visitar el pequeño reino de Bhutan. Las más habituales son las visitas a Templos Budistas (Dzongs), trekkings, deportes de aventura (rafting), flora y fauna (birdwatching) y por último sus famosos festivales.

Estos festivales normalmente se celebran en primavera y/u otoño y son conmemoraciones a dioses budistas realizadas por monjes (monks) en los dzongs (fortificaciones donde habitan los monjes). 

Durante los meses de julio y agosto el monzón amenaza este pequeño reino y es por este motivo que no se realizan actos religiosos, si bien desde hace 5 años, en el precioso pueblo de Ura, los granjeros locales celebran el Matsutake festival. Este festival pagano se realiza para fomentar la ganadería de uno de los valles más admirados de Bhutan (valle de Bumthang). El Matsutake es un preciado hongo comestible que crece bajo los árboles del valle de Ura. Este hongo se cultiva principalmente en Asia. Su valor en el mercado ronda los 90€/kg y es uno de los hongos más valorados por los japoneses por su olor aromático a especias. 

El Matsutake festival se caracteriza por ser una fiesta folclórica donde hombres/monjes danzan disfrazados y enmascarados en redonda al son de música tradicional. Posteriormente, niñas y niños de diferentes edades hacen varios bailes como entretenimiento para el público mientras éste degusta los platos típicos del valle. 

Una vez finalizadas las danzas, los asistentes pueden optar por salir al valle con la gente local en busca del preciado hongo o bien degustar un baño de piedras calientes.


Alex Oistrach Pujol, desde Bumthang (Bhutan)

jueves, 21 de agosto de 2014

Bhutan, el país de la Felicidad

El vuelo KB 205 de la compañía DrukAir se dispone a efectuar su salida del Aeropuerto internacional de New Delhi. En breve rodará por la pista de despegue un airbus A319 que sobrevolará los picos más altos del mundo para realizar uno de los aterrizajes más peligrosos: el del aeropuerto internacional de Paro (Bhutan).


Bienvenidos a BHUTAN

Este reino del Himalaya, de aproximadamente 800.000 habitantes, es uno de los países más pequeños y despoblados del planeta.

Desde el año 2008 su sistema de gobierno se basa en una monarquía constitucional donde el rey (o Druk Gyalpo) es el jefe de estado y fue en ese mismo año cuando se aprobó la primera Constitución. En ella, se enumeraron los derechos y obligaciones de sus ciudadanos pero también se aprobaron una serie de importantes medidas que condicionan, y condicionarán, el futuro de este pequeño estado: al menos el 60% del país tiene que permanecer como capa de bosque. A fecha de hoy, los bosques acaparan el 72% de la superficie total.

Sin lugar a duda, para los bhutaneses la ecología es un factor muy importante en su día a día, y más aún, al estar considerada uno de los pilares que sustentan el famoso indicador de Felicidad Nacional Bruta. Este indicador fue introducido por el cuarto rey de Bhutan como respuesta a las críticas de pobreza en su país y se compone de los siguientes temas (pilares):
  • Bienestar psicológico
  • Uso del tiempo
  • Vitalidad de la comunidad
  • Cultura
  • Salud
  • Educación
  • Diversidad medioambiental
  • Nivel de vida
  • Gobierno
Alex Oistrach Pujol, desde Jakar (Bhutan)


jueves, 14 de agosto de 2014

El palacio de verano del último Emir

Abror nos lleva a las afueras de la ciudad, a visitar el palacio de verano del último Emir de Bukhara. Una muralla de colores da paso a un jardín de rosas que conducen al palacio. Se visitan las estancias y habitaciones de la familia, decoradas al estilo bujarí, con pequeñas estanterías de colores talladas con formas ojivales, mosaicos y vidrieras de colores. Horror vacui en todas partes. Hay una pequeña exposición de vestidos tradicionales. Llegamos a uno de ellos, muy parecido a un burka afgano, y Abror nos explica que es el vestido que llevan las novias en el intervalo que va desde que se casan hasta que llegan a la casa del marido. Tras la ceremonia se lo ponen, su padre la introduce en el coche que la llevará a su nueva casa y, cuando llega, el marido la toma en brazos para que no toque el suelo y la introduce en la nueva casa. Una vez allí, puede quitarse el vestido que cubre su cuerpo y rostro por completo.

Llegamos a una piscina que tiene, frente a ella, una torre de madera de color azul. Allí nos cuentan que en la piscina se bañaba el harén de mujeres del emir y éste, una vez al día, lanzaba una naranja a la mujer que pasaría la noche con él. Leyendas…

martes, 12 de agosto de 2014

Los dums

Son los lugares de cruce de las caravanas de la ruta de la seda, donde cambiaban moneda, pesaban los alimentos, y comenzaban los bazares que improvisadamente se construían junto a los caravansarais, centros en los que se reunían para pernoctar los comerciantes de la ruta y sus camellos.


Los dums son un edificio abovedado con cuatro entradas/salidas y que, además de albergar tiendas y tenderetes, actúan como inicio y fin de los bazares y están todos interconectados. De uno de los principales dums, se abre una avenida de tiendas que conecta con la gran mezquita, el Minarete y la Madrasa activa. En esta avenida hay que hacer parada obligatoria en tres lugares: la tienda de cuchillos que tiene más de siete generaciones, la tiendas de especias, y la tetería en la que hacen un té de azafrán y cardamomo espectacular.

domingo, 10 de agosto de 2014

Lyabi House

Nos alojamos en Lyabi House, un hotelito bellísimo a un minuto de la plaza con el mismo nombre y que ejerce de centro social de la zona antigua. El hotel es una antigua casa de un comerciante judío con una sala de desayunos porticada y decorada al más puro estilo bujarí, con pequeños estantes en forma de arco ojival y pintados de azul, rosa y verde.

La plaza Lyabi House se llena a partir de las ocho de tarde de familias, niños que juegan con coches teledirigidos, pequeñas tiendas que venden souvenirs y bares que rodean el pequeño estanque. Rodeando la plaza, una mezquita y dos madrasas. Una de ellas con un restaurante interior fabuloso, lleno de mesas/cama elevadas, típicas de Uzbekistan.

Una de las primeras impresiones es el estado de los edificios, reconstruídos pero no como en el Registan donde se redecora todas las fachadas por la cerámica típica de aquí y sus motivos geométricos o florales. Aquí las madrasas y mezquitas muestran en color de la tierra con algunos azulejos antiguos que se han conservado.


En esta plaza disfrutaremos de unos tés con Abror y Shukhrat, y probaremos el famoso arroz Pilaf uzbeko bajo unos 39 grados de temperatura.

viernes, 8 de agosto de 2014

Bukhara/Buxoro, la más bella

Me quedo con el cielo de Bukhara, impresionantemente estrellado y amplio gracias a la poca iluminación del centro, la poca altura de las casas y la enorme cantidad de madrazas y mezquitas que contrastan en la noche.
Bukhara te traslada al siglo IX y te permite recorrer sus últimos mil años de historia prácticamente intactos. Desde la mezquita de la luna, que fue centro de culto zoroástrico posteriormente prohibido por el Islam, parte una ciudad llena de calles estrechas, callejuelas y plazas en las no hay mezquita o madraza que no sorprenda más que la anterior.
Cualquier imagen de la ciudad se debe ver desde diferentes perspectivas pues lo que más impresiona es el conjunto de tantos edificios singulares, de distintas alturas, colores, formas. Se deben disfrutar los planos generales de cualquier conjunto monumental, pero cortar en pequeños detalles cada esquina, cada azulejo, una panorámica girando 360º sobre el eje de uno mismo, o simplemente “volver la vista atrás”.
De Bukhara me llevo también las noches de azotea, vodka y toast con mis amigos Abror y Shukhrat, frente a la mezquita de Lyabi House, o entre las callejuelas de la ciudad, o la última noche en un restaurante donde van los “locales” a comer buenos sashliks (brocheta de carne) y samsa (empanadilla de carne)

Y, por último, con un toast que hizo Abror recitando a Omar Khayyam!!

miércoles, 6 de agosto de 2014

El huerto de Akmadjon

Al acabar la conferencia, Akmadjon nos sube a su coche y nos lleva  a las afueras de la ciudad. Entramos en una carretera de arena y pasamos por varias casas de campo hasta que llegamos a la que es suya. Nos dice que nos va a enseñar su secreto: su huerto. Lleno de frutales y todo tipo de verduras, dispone hasta de un improvisado invernadero que ha plantado a unos dos metros de profundidad. Nos da a probar el fruto de la morera, que está ahora cayendo por todas las calles de Uzbekistán, el pepino pequeño, que nos lava y nos da a probar, los albaricoques, las cerezas, etc. Un motivo que aparece en todos los dibujos, bordados, cuadros, e incluso cerámica, es la granada, que consumen chafándola poco a poco con los dedos, haciendo un agujerito, y bebiendo como zumo.

lunes, 4 de agosto de 2014

Samarkanda/Samarqand

Cruce de ciencia y conocimiento en dos períodos emblemáticos: siglos IX y X antes de la llegada de Gengis Khan (pronunciado Chingis Jan) y siglo XV, con Ulugbek y su vida dedicada a la ciencia. Del primer periodo queda poco, los restos arqueológicos de Afrosiab, ciudad de los Sogdianos que ocuparon esta zona y que practicaban el Zoroastrismo. El segundo período que comienza con Amir Timur y su conquista de gran parte de Eurasia, llena la ciudad de grandes mezquitas en honor a sus hazañas y que su nieto llenará de Madrasas dedicadas al estudio del Islam y disciplinas científicas como la matemática, la astronomía y la filosofía. Impresionante la mezquita que Bibí Khanum, primera esposa de Amir Timur, le regala para cuando regrese de una sus conquistas. Junto a esta mezquita, el gran bazar de Samarkanda lleno de especias, frutas y frutos secos, souvenirs, entre muchas otras cosas de primera necesidad para los habitantes. Samarkanda es famosa por sus manzanas, pequeñísimas, sus limones color naranja y sus panes, redondos y altos.
El Registan es el indiscutible monumento de la ciudad con gran mezquita central y sus dos madrasas una frente a la otra. Reconstruido en el siglo XX, es el epicentro de la vida social de la ciudad en el que los uzbekos pasean y vienen a pasar las calurosas noches de verano, en familia. Grandes conferencias científicas vuelven a organizarse en el Registán como en el siglo XV, ahora lideradas por la Universidad de Samarcanda.
Amir Timur mandó traer el cuerpo de San Daniel de Irán a Samarcanda y puede verse su mausoleo cerca de otro resto arquitectónico de la ciudad: el Observatorio y el Sextante construido por Ulugbek para sus estudios de astronomía.  Otro importante mausoleo es en el que descansan los restos de Amir Timur, sus hijos, sus nietos (entre ellos Ulugbek) y sus maestros. De hecho, las tumbas de los maestros son las más grandes y una de ellas está coronada por una cola de caballo, símbolo islámico.

Al salir del mausoleo, a mano derecha, se encuentra la antigua Samarkanda, con sus calles estrechas y sin asfaltar y sus casas con patios. Se ha conservado muy poco de esta zona antigua pero un breve paseo es imprescindible.

sábado, 2 de agosto de 2014

Llegada a Uzbekistan/O’zbekistan

Uzbekistan, antigua Turquestán, antigua Persia, invadida por mongoles, turcos, soviets… Tierra de poetas, profetas, filósofos y ciencia, en la que se respira conocimiento por todas las esquinas.
Poco tiempo basta para descubrir un pueblo sencillo, extremadamente acogedor, que disfruta negociando y compartiendo su historia.
El aeropuerto dista pocos kilómetros de la capital, Tashkent, unos 15 minutos en coche. Nos hemos alojado en el Hotel Grand Orzu, una casa de dos plantas sencilla y económica, con un patio-restaurante en el que disfrutar de una buena cerveza Uzbeka, como la Bochka, o la sempiterna Baltika rusa.

Dormimos pocas horas pues nuestro tren, Afrosiyab, sale a las 8.00 de la Vokzal (estación), para llevarnos en poco más de dos horas a Samarkanda.

domingo, 4 de mayo de 2014

BISHKEK desde un décimo piso



No es mi primera vez en Bishkek, antigua Frunze durante la época soviética, capital de la República Kirguís, antigua Kirguistán. En 100 años, el país ha cambiado tres veces de nombre y para los estándares internacionales de aviación, sigue siendo Frunze.

Ciudad ahora gris, verde durante la época soviética me dice Chy, con grandes avenidas imposibles de cruzar, si no fuera por los pasos subterráneos que son, en definitiva, pequeños centros comerciales, con un centro neurálgico en el que empieza a haber tiendas de souvenirs y varios museos nacionales.

El taxi, esta vez uno de verdad, me acerca hasta la avenida arbolada que llega a la estación. Y allí, en una esquina, me espera una cena en un décimo piso, con vistas impresionantes a las montañas aún nevadas. Un cena de lo más natural, con un estofado de pollo con mucho caldo, aros de pan de la época soviética y bolas de patata al chocolate. Y, como siempre, mucho té verde. Una noche en las alturas de una ciudad cargada de pequeñas historias por descubrir.


domingo, 27 de abril de 2014

Risotto all’Amarone, Verona



Con uno de los caldos más exquisitos y valorado en el mundo vinícola, el Amarone della Valpolicella, preparan en la provincia de Verona un arroz cuyo sabor no deja indiferente. Verona, ciudad de vino y enoteca, ofrece muchas posibilidades para catar diferentes vinos; Reciotto (tinto dulce), Soave (blanco), Valpolicella Superiore (Tinto aromático) y el gran Amarone que, como comentamos en el homenaje a Giuseppe Quintarelli en este mismo blog, es el más delicado, valorado y codiciado.

El Risotto allAmarone se prepara fácilmente pero son necesarios dos ingredientes de la zona fundamentales:
 
·         El vino Amarone
·         El arroz Carnaroli

Ahí va la receta, en italiano claro, para los que se animen!


INGREDIENTI PER 4 PERSONE
320 g di riso Carnaroli
1/2 bottiglia di Amarone della Valpolicella
1 cipolla
50 g di burro
1 foglia di alloro
1 l di brodo di carne
grana padano grattugiato
sale


Sbucciate la cipolla, tritatela e fatela appassire in una casseruola con 30 g di burro e la foglia di alloro; togliete questultima, unite il riso e lasciatelo tostare a fuoco vivace, mescolando continuamente.

Versate il vino e fatelo evaporare, poi bagnate il riso con un mestolo di brodo ben caldo. Mescolate, abbassate la fiamma e portate il riso a cottura, versando a poco a poco altro brodo bollente solo quando il precedente sar
à evaporato.

Quando il riso sarà cotto, ma ancora morbido, spegnete il fuoco e mantecate con il burro restante e abbondante grana grattugiato; regolate di sale e fate riposare per qualche minuto. Servite ben caldo, accompagnando a piacere con altro grana
.

martes, 22 de abril de 2014

Bussana Vecchia al natural



De nuevo volvemos a hacer parada en este pequeño refugio donde las piedras aún hablan, donde las flores aún son salvajes, donde la música aún la crea la naturaleza, donde las gallinas aún son libres, donde aún no hay parkings ni luz en las calles.

Nos alojamos de nuevo en el Bed&Breakfast de Stefano, una mezcla de Ibiza, Cabo de Gata y Besalú, pero aún mejor, al natural, sin intoxicación turística. Las habitaciones están forradas por un encalado blanco que recuerdas a las cuevas de Granada, con muebles rústicos y sencillos. con terraza o patio o vistas, todas ellas tienen algo que les da un aire peculiar.

El restaurante de Stefano, Apriti Sesamo, ofrece cocina con productos naturales, también vegetarianos y veganos. Nocilla de carruba, mermeladas hechas por él, panes de cereales, pescado de la costa tirrena. Hemos cenado una Frittura di pesce estupenda con una ensalada de los más colorida!

En Bussana todo es natural, el empedrado de las calles, la luz de la luna, el calor o el frío de sus paredes. Un refugio decimonónico que espero la civilización del siglo XXI no corrompa.